Obras

 

Obras inéditas

  • “Anecdotario y Otras Pancartas”, (poesía) 1970.
  • “Fin del Hombre Bélico”, (poesía) 1972.
  • “El Generalito”, (obra de teatro), basada en la vida del General Maximiliano Hernández Martínez.
  • “Escenas de la Calle”, (obra de Teatro).
  • “El Ocaso del Milenio”, (poesía).
  • “El Gato Negro”, (cuento urbano) 2004.
  • “Andrea en El Paraíso”, (cuento urbano) 2005.

POEMAS TOMADOS DEL LIBRO “Fin del hombre bélico” Miguel O. Palomo

 PRACTICA Y DESTINO

 El poeta pobre murió de frío en las bancas de nogal

de Notre Dame.

Le fue negado el pan.

El abrigo le negaron.

El Sena no se detuvo

Las monjas y músicos lloraron por sus poemas.

La querella que tuvo con el destino, no fue fatua

Ni aburrida.

El sol apagó su luz en sus ojos,

Cayó el vino, las margaritas

No florecieron…

Caminé hacia Mont Parnasse

Y al descuido se elevó sobre montañas, ríos, pétalos.

Alto….

Mire…

Oiga…

Comprendió la verdad de la vida.

Un poema…

Una flor, un canto

Todos los poetas morimos,

De hambre y de frío.

La tarde se vistió de luto.

El tiempo va galopando, para salirnos al paso, no valemos un cuis, un tuco de poesía.

Sin embargo, Antón,

Vos creíste en las academias.

Recuerdo tu filigrama nocturno:

Son más importantes, las telarañas, los bares, los frijoles, los lupanares que las academias Antón

Tu obra fue odiada por los siglos de los siglos. 

 

ILUSION

 El niño,

Enmudecido por la descarga, pronunció los versos que

el hombre no se atreve a revelar.

La inocencia y la sinceridad son los arsenales de su alma.

Sembramos el maíz, para beber chicha.

¿Tapar el respiradero de Tecapa?

Simple capricho de los tecnócratas…

El chavalo anuncia que llega la visitante del verso explosivo…

¿Qué hacer ante tan alto honor?

El hijo victorioso del futuro

Llora la muerte de su madre, el poema herencia de los tiempos malos

hiere el corazón del colibrí.

¡Cantemos por la mujer y el niño!

 Que murieron reclamando, la dignidad de la existencia.

EL SUEÑO

 

(Acostado sobre la grama,

El tren pasa corriendo,

Chamartín revolotea de enamorados)

Te vi miles de veces, miles de mundos y pájaros en la noche tibia, amarilla,

En las estrellas que brillan vestidas de blanco.

En las horas que corren apresuradas.

(me siento ángel con sexo, recostado  en tu pelo castaño, recordando a Alcalá de Henares)

Te vi volando en compañía de los pájaros, que también los amaba.

Los pájaros mudos que habitan en mi pecho.

(Fui perseverante con el orujo, Ávila y Gredos, vigilaban mi sueño)

Esa ilusión era mentira,

Dormía mi vida transparente de poeta soñador.

Machado, Cernuda, Aleixandre eran golondrinas muertas)

Eres bella, bella, bella

Igual a mis sueños…

Hermosa como Dulcinea

Y  las heroínas del Ebro.

(Cantando una melodía triste de Kiev

Nos fuimos abrazados hacia la plaza Cibeles,

Después partimos para Atocha)

 

EL AMOR

Con pobrezas pude vivir,

La Venus de Milo cuidaba mis rieles, mis cántaros, mi ajo.

Esa pereza negra de no amarme

Que llevas en la cabeza,

Te la cultivan desde la semilla triste

En que naciste.

Los ríos desviamos,

Libertamos los cantos,

cultivamos estrellas.

¿Emborracharte con los historiantes con la esperanza de beber su pasado?

Pequeño momento de vendimia y de sangre…

(Caímos enfermos por vivir tan cerca de DIOS)

No era una flor de piedra.

no era la muchacha organizada

que rebotó mi poesía.

no era la incendiaria una alameda.

(Después de muerto la querida Venus me llevó al Partenón)

Era mi amor, la colegiala,

El agua inclinada

Entre boca y espacio.

Era mi amor,

Una montaña en cada beso.

Deja una respuesta